Después de los 15,000; la cuenta sigue...

sábado, 17 de abril de 2010

Luis Alaminos Guerrero y Chiapas

Hace poco menos de dos meses se cumplieron 10 años de la desaparición física de Luis Alaminos Guerrero. Un personaje importante en la historia reciente del estado. Sobre todo en el área de las artes. Poco estudiada la influencia de él y de su obra, hoy, para recordarlo, presento una muy breve reflexión en torno a un tema que le fue importante en su creación: Chiapas y su gente.
Alaminos Guerrero se formó profesionalmente en las artes plásticas, especialmente en la pintura. Después, se involucra en el teatro, aprende en la práctica al lado de personajes relevantes del escenario nacional.
A su llegada a Chiapas hace las veces de profesor y creador en artes plásticas y ejerce en el teatro, ambas actividades las realizó los últimos cuarenta y cinco años de su vida. Del teatro, será en otra ocasión que hablaré puntualizando algunas cuestiones específicas.
En este breve texto, tan sólo abordaré la pintura, y me centraré en un detalle,en los rasgos de sus personajes preferidos, las mujeres y hombres de Chiapas.

Luis Alaminos vivió en Chiapas más de cuarenta años, casi toda su vida. Quienes saben de él, reconocen el sentido social que le imprimió a su actividad creativa. Por eso, no es extraño que en su obra el estilo se acerque al expresionismo, sobre todo para transmitir emociones de angustia, soledad, sufrimiento que, en su obra, son elementos de denuncia. Pero no siempre se enfocó a cuestionar al sistema, ni a la injusticia, también se acercó a la identidad local. prueba de ello son las caraterísticas que decide tengan los personajes presentes en sus cuadros.

En los personajes femeninos, sean temáticas poéticas como en "El velo" -que vemos arriba de este párrafo-, o en motvios mitológicos como en la obra "Los gemelos Hunahpu e Ixbalanqué del popol Vuh", las mujeres tienen rasgos físicos de la población local, especialmente de Tuxtla Gutiérrez, ya se ven los acentos indígenas de pómulos resaltados, o los característicos rasgos mestizos: cabello "colocho", labios gruesos, pómulos resaltados y ojos razgados. Por supuesto que algo tienen de retrato, pero no lo son, no tiene la intención de ser la imagen de una persona específica, sino la persona que sintetiza a un conjunto, a una grupo social.

Don Luis agrega valores personales como el color, casi siempre cargado hacia el azul con su variedad de tonos y matices, presenta desnudas o semidesnudas a las figuras aunque el motivo sea un hecho cotidiano como la venta de pozol. Los tipos, refuerzan eso que se dijo en el homenaje póstumo que recién se le organizó: Luis Alaminos Guerrero fue chiapaneco, tuxtleco dos veces, por residencia y por decisión propia.
Así se ve en sus cuadros, porque el arte también es un medio para transmitirnos información. Ésta espera a los ojos que la preciben, a la mente que la interpreta y al corazón que la valora emocionalmente.

3 comentarios:

ALBERTO GUZMAN ESCOBEDO dijo...

ciertámente lo consideramos Chiapaneco, aunque el nació en España, estuvieron en Cuba, donde su papá fué ministro de Educación, después al D.F. donde se inició como pintor. MUCHÍSIMAS CUALIDADES DE ESE GRAN MAESTRO.
Lo recuerdo como un ser culto, valioso y noble, junto con su esposa MARTHA ARÉVALO.
(Alberto Guzmán E.)

Luis Alaminos dijo...

Nada mas a modo de comentario, la familia de mi padre fue a República Dominicana (Santo Domingo) no a Cuba, en Dominicana mi abuelo es nombrado Asesor del ministerio de Educación.
Luis Alaminos Arevalo

Luis Alaminos dijo...

Nada mas a modo de comentario, la familia de mi padre fue a República Dominicana (Santo Domingo) no a Cuba, en Dominicana mi abuelo es nombrado Asesor del ministerio de Educación.
Luis Alaminos Arevalo