Después de los 15,000; la cuenta sigue...

domingo, 26 de junio de 2011

Nos vemos en el 2010?


Ana Karla Camacho Chjacón

El año pasado, en el histórico 2010, más de un puñado de mexicanos esperaba ansioso la conmemoración más legítima y real de la Revolución Mexicana, lejana a las flores de plástico y a los discursos vagos de aquellos hipócritas políticos.
Esperábamos pues, como decía Carlos Antonio Aguirre Rojas “Celebrar una Revolución popular con otra Revolución popular”.
¿Por qué esto no fue posible? La juventud, los estudiantes con fuerte criterio, ¿Por qué no dieron alcance a ello? Estas preguntas así como otras subsecuentes son las que pretendo despejar con estas entrevistas otorgada, a jóvenes comprometidos con un país que titubea al caminar, un país, se dice, adolescente y desvirtuado. Estudiantes ellos de universidades públicas y 18 años de mexicanidad comprobada. Dado ya los puntos, otorgaré toda función en adelante a las entrevistas aplicadas, el día 27 de Marzo del presente año, en diferentes puntos de la ciudad de  acuerda a la cándida decisión de los entrevistados. Luis Enrique Hernández Gómez, Mauricio Arizmendi Martínez y Kevin Antonio Díaz Alfaro, los tres chicos de actitud compartida e ideas de evolución.

Su andar divagante y su clásica postura de reflexión, su centrado y tranquilo hablar así como su fluida plática, no parece ser lo que es pero es sin dejar de ser. Su nombre es Kevin Antonio Díaz Alfaro, estudiante de Historia, líder grupal y con preocupaciones inteligentes.

¿Qué crees tú que es una Revolución?
Una revolución es un movimiento que surge por el choque de dos realidades o más, se inscribe en el cambio pacifico o violento de las estructuras políticas, económicas y sociales, el cambio profundo de un régimen totalitario, la consumación de los ideales, la igualdad y el derrumbamiento de la clase social dominante, es la lucha del pueblo en contra del sistema que lo despoja y lo hunde en la miseria.


De acuerdo a ello, ¿tú confirmarías la sentencia de que existió una Revolución en México el año de 1910?
Existió un movimiento armado revolucionario, fue una realidad esa lucha por las aspiraciones del pueblo, pero mas sin embargo no puedo considerarlo una verdadera revolución, ya que no existió un verdadero cambio en las estructuras económicas y políticas, no se efectuó completamente el cambio esperado por la clase obrera y campesina, al igual que en otras revoluciones y movimientos armados, fue una lucha de intereses, donde los poderosos se sirvieron del pueblo para lograr sus ambiciosos planes, se cambio un régimen totalitario por otro, y al pueblo le dieron migajas de progreso.


Hoy en día podemos ver una fuerte crisis mexicana, Daniel Cosío Villegas tal cual profeta diría en 1947: “México principiará por vagar sin rumbo, a la deriva, perdiendo un tiempo que no puede perder un país tan atrasado en su progreso, para concluir en confiar sus problemas mayores a la inspiración, la imitación y la sumisión a Estados Unidos, no solo por vecino, rico y  poderoso, sino por el éxito que ha tenido y que nosotros no hemos sabido alcanzar. A ese país llamaríamos en demanda de dinero, de adiestramiento técnico, de caminos para la cultura y el arte, de consejo político, y concluiríamos por adoptar integra su tabla de valores, tan ajena a nuestra historia, a nuestra conveniencia y nuestro gusto”.  Tú, ¿a que atribuirías esa crisis que vive hoy México?
Coincido con la declaración de Cosío Villegas, pero además esta profunda crisis que hoy vive el país, que es en gran parte producto de esa dependencia y usura de los Estados Unidos, también forma parte del pasado colonial, la conformación de un estado clasista y racista, en el que la sociedad esta determinada por su color o raza y su estatus social. Se lo atribuyo a la dependencia que ha existido siempre de potencias extranjeras, la política entreguista que han adoptado todos los dirigentes del país a lo largo de su historia, que defendían un Estado Nacional, pero mas sin embargo no era así, optaron y siguen optando por la venta de nuestros recursos naturales, nuestras tierras, el despojo fatal de lo que a pertenecido desde siempre a nuestros antepasados y que hoy es vendida al mejor postor, para finalizar también a la independencia del mexicano  y de todos los que habitamos esta gran nación hacia esta y otras crisis existentes.



Aun así ¿seria posible una independencia mexicana a la dependencia estadounidense hoy en día?
Claro que es posible, seria difícil frenar esa decadencia en la que esta cayendo la cultura mexicana, un reajuste social concientizando la población, acabar con el imperialismo cultural de Estados Unidos, y su interés depredador, dejar esa actitud irracional consumista, cambiar el sistema, acabar con el capitalismo, que solo ha dejado hambre y miseria a nuestra gente.
México es un país rico en cuanto a cultura y tradiciones, algo de lo que carece Estados Unidos, hay que valorar a nuestro país, como símbolo de la fuerza y resistencia de nuestra gente, que sus voces no se pierdan en el pasado.


Entonces, ¿los jóvenes, los universitarios podrían ser aptos y concisos para este reajuste que me indicas?
Por supuesto, nosotros como universitarios, somos parte de ese proceso, somos el futuro, y debemos procurar de integrar el conocimiento a la sociedad civil, es necesario llevar a la practica nuestras ideas, dejar de lado el miedo a la realidad social y la apatía generalizada de la sociedad, como parte fundamental de la conciencia histórica, como el motor transformador del presente, luchar por el presente en busca de un mejor futuro.

Te relataré un párrafo de Octavio Paz que dice: “El futuro es un tiempo falaz que siempre nos dice “todavía no es hora” y que así nos niega. El futuro no es el tiempo del amor: lo que el hombre quiere de verdad, lo quiere ahora. Aquel que construye la casa de la felicidad futura edifica la cárcel del presente”. Bien, nosotros como jóvenes nos atamos diciendo que todavía no es nuestro momento, no es hora aun de actuar, entonces… ¿Cuándo será esa hora? ¿Cuando podremos determinar a todas luces esa hora crucial?
El momento es ahora, el futuro mas que un tiempo falaz es una realidad, una realidad tan próxima que si no es transformada tomando como objeto el presente, será devastadora, hay que dejar esa pasividad y empezar a tomar acciones concretas, todos debemos empezar por una revolución interior, e ir avanzando hacia la revolución social.


¿Tu como universitario cómo comenzarías esto, este actuar viviente y palpante?
La organización, la unión, la educación es nuestra arma y debemos procurar tomar acciones para reafirmar la conciencia, rescatar la memoria histórica, el compromiso hacia la realidad social, para poder resolver los problemas que atañen nuestro entorno, anteponer la racionalidad a la ignorancia, un interés colectivo por la igualdad fuera de prejuicios.


Se me viene a la mente un párrafo de Octavio Paz que dice: “Toda revolución sin pensamiento critico, sin libertad para contradecir al poderoso y sin posibilidad de sustituir pacíficamente a un gobernante por otro, es una revolución que se derrota a si misma” Ese pensamiento critico hoy se ve empañado por la TV, por los medios de comunicación masiva entonces, ese pensamiento critico ¿Cómo se va a construir?
El pensamiento critico debe construirse a través de la conciencia histórica, de analizar nuestro pasado, analizar también nuestro presente, como mencionaba anteriormente rescatando la memoria histórica, someter los pensamientos y escritos a criticas, debe generarse una conciencia de clase, dejar esa dependencia foránea, optar por la autonomía, tratar de converger en ideas, mas que nada avivar la conciencia para romper con ese control social que ejercen los medios masivos de comunicación, la invalidez en la que sumen a la población, esa enajenación virtual que suprime la razón a casi todo ser pensante, la clave es la persistencia, no claudicar en la lucha por la liberación mental.

También nos menciona la libertad para contradecir al poderoso, entonces, se diría que hoy no hay una total libertad no para contradecir a un poderoso, sino a los poderosos,  a todos ellos donde se concentra la riqueza de nuestro país, alrededor de diez familias realmente multimillonarios, dime ¿Cómo contradecirlos a ellos?
Mas que una contradicción es una realidad, el control que existe de los medios de producción y la mala distribución de la riqueza es un problema real que pretende ser aminorado e invisibilizado pero que requiere medidas radicales, el sistema no va a derrumbarse por si mismo, tiene que haber un derrocamiento de la burguesía.


Y ahora bien, ¿Por qué crees que no ocurrió un movimiento armado en el 2010?
La realidad y sumisión que se vive, la explotación, la miseria, el hambre y demás demandas han hecho al pueblo mexicano conciente de su realidad, el sueño libertario, fue producto de esa lucha que fue usurpada y traicionada que dio como resultado una realidad ambivalente. Creo que de acuerdo a esa perspectiva los mexicanos, temerosos no se decidieron por un nuevo movimiento.



Según Carlos Monsiváis dice que las 3 cosas que detienen a un movimiento social son: “La torpe idea del “para que si todo va a seguir igual”, el miedo al que dirán y el miedo a hacer el ridículo”” ¿tu crees que esos tres puntos pudieron involucrarse fuertemente en lo que fue el impedimento para hacer una revolución en el 2010?
Los tres puntos que señala Monsiváis son muy ciertos, aunque para llegar ha esos criterios habría que analizar la mentalidad de los mexicanos, ya que esas ideas son el resultado de un estado de conciencia sumido en la mediocridad, el complejo de inferioridad que la mayor parte de la población tiene, es triste ver como la indiferencia y apatía se va afianzando en la mente de los mexicanos, todo parece empeorar las nuevas generaciones son objeto fácil de manipulación, ya no hay seres racionales sino irracionales, la sociedad de consumo, producto del capitalismo, ha rebajado a las personas a simples objetos, es difícil crear un pensamiento critico hoy en día, pero nuestros ideales no deben doblegarse ante la crisis existente, mas que una revolución necesitamos una evolución del pensamiento, generar un cambio individual para propiciar un cambio colectivo, todos somos parte del problema y debemos buscar soluciones pacificas ya que la violencia no nos ha sacado de la miseria y el empobrecimiento intelectual.   


Muchos autores subrayan que el infierno de México es: el atraso, el subdesarrollo, la dependencia y la falta de autonomía ¿Cuáles serian las deficiencias mas fuertes que se deben combatir en México?
Para poder solucionar la inmensa cantidad de problemas que vivimos hoy en día es necesario optar primeramente por un cambio en el modelo económico- político ya que lo único que no ha dejado este sistema es miseria y desigualdad social, nos han vendido un progreso utópico, un nacionalismo creador y adorador de héroes. Cambiar la mentalidad discriminatoria, ser más humanos, algo que al parecer se nos ha olvidado, para así poder dar soluciones a la verdadera problemática social, política, ecológica, económica etc.


El paisaje de México, ¿Cómo esta México hoy para ti?
 Para mi el país esta padeciendo una crisis sistemática y que q se va generalizando cada vez mas, es sumamente complejo dar cifras y números cuando la realidad es muy evidente, todos o al menos la mayoría esta consciente del paisaje desolado del llamado país de las maravillas, es un problema que se viene arrastrando desde hace ya varios siglos como sociedad y país sumamente dependiente, estamos pasando por una de las peores crisis de la historia y es realmente triste y frustrante ver como cada vez va empeorando.

Casi  para finalizar, Jesús Silva- Herzog Márquez dice que: “el paisaje de México es  desolador, corrupción e ignorancia, política oscura y arbitraria, corporativismo, improductividad, mediocridad y confusión” ¿Compartes esa idea?
 Comparto completamente esa idea, solo que hay que empezar a tomar acciones, hay que denunciar pero también hay que actuar, nosotros formamos parte de esa realidad, somos los mas perjudicados y por eso hay que procurar que las cosas cambien, no solo llenándose la boca de bellos y entusiastas  discursos, ya que don Jesús Silva-Herzog come muy bien al igual que otros intelectuales de las grandes corporaciones y monopolios de este país, ya que gran parte de esa ignorancia que ellos critican es apadrinada por los medios de comunicación, o instituciones políticas, para las que trabajan.


¿Qué esperas tú de México, de los mexicanos, de los de tu generación, de ti mismo?
Espero que la unión y la unificación de las personas comprometidas por el cambio sea una realidad, donde todos podamos confluir por el bien común de nuestro pueblo, que  mi generación y la sociedad en general  salga de ese profundo y largo letargo que nos consume y nos hunde mas en esta crisis progresiva, como universitarios ser realmente productivos, lograr la emancipación y concientización de la sociedad, reivindicar los verdaderos ideales de progreso, humanizar y sensibilizar a la población,  rescatar el valor e identidad cultural, tradiciones y raíces ancestrales. Somos una nación multicultural y multirracial, debemos integrar a la población que por años a sido segregada, mi pueblo negro, mi pueblo indígena, que vive y fluye por mis venas, no podemos cometer el error de negar nuestro pasado, es lo que nos dará fuerza para combatir en el presente y afrontar nuestro futuro, mas allá del sueño idealista y revolucionario.


Coincidí en más de una ocasión con sus respuestas y no pude evitar sentir un cierto aire esperanzador al saber que no estamos del todo perdidos. Contamos con ideas y con manos, contamos no del dos o al diez hasta llegar a cien, no, contamos entre nosotros.
La idea de un cambio mexicano retomando el lado histórico tuvo que hacer acto de presencia ante un joven como él, consumidor al por mayor de grandes autores y de vivas letras.



Después de conversar sobre ligeros pasajes de la vida juntos, demás momentos alegres y alborotados comenzamos la entrevista prevista. Noté su leve confusión. – Es que la verdad, lo mío lo mío son los números, ya sabes, por eso estudio Mecatrónica.
-¿Eso que? te preocupa tu país, no eres una persona tan superficial como los demás. Vamos eres muy inteligente.
Las sonrisas se asomaron y entonces comenzamos con nuestra propuesta conversación, con varios libros en mano y el andar del caluroso día.
Su nombre es bien sabido en mi viaje mental, Luis Enrique Hernández Gómez, el joven que algún día no convencional, fortaleció mi decir y mi pensar.

Lo primero fue lo primero, una lógica definición de la palabra REVOLUCION (así con letras mayúsculas).
Pensativo contestó. -Revolución significa un cambio, pero la razón del cambio es el bien, un bien común. Porque cuando estamos en un contexto que no se desarrolla bien, esta la necesidad de un cambio para eliminar lo malo existente.
Me pareció coherente el doble uso de la palabra cambio, sin mas le di la segunda cuestión.
-¿Confirmarías la sentencia de que existió una Revolución en México el año de 1910?-
Su respuesta fue tajante y dispersa, tal vez muy corta y sin dirección.-Si existió. Ahí es donde entraría lo que dije anteriormente, hubo un cambio-.

Sacamos el primer libro, “El intelectual mexicano y la política” del cual, le relaté el párrafo que mas había animado mi sentir: “México principiará por vagar sin rumbo, a la deriva, perdiendo un tiempo que no puede perder un país tan atrasado en su progreso, para concluir en confiar sus problemas mayores a la inspiración, la imitación y la sumisión a Estados Unidos, no solo por vecino, rico y  poderoso, sino por el éxito que ha tenido y que nosotros no hemos sabido alcanzar. A ese país llamaríamos en demanda de dinero, de adiestramiento técnico, de caminos para la cultura y el arte, de consejo político, y concluiríamos por adoptar integra su tabla de valores, tan ajena a nuestra historia, a nuestra conveniencia y nuestro gusto”. 
-¿Sabes algo? No tenemos las suficientes agallas ni coraje. Nosotros somos los subordinados a partir de que dependemos mucho de ellos. La crisis que vive México se debe a nosotros, a los mexicanos. Porque estamos acostumbrados a hacer lo cómodo. Tenemos un titulo comprándolo, comprando calificaciones, nunca nos esforzamos por ser mejores. Nos autoengañamos. Son muchos factores lo que determinan esta crisis. En lo económico, social, político.-

-Que hablar de independencia mexicana ni nada. Somos mas dependientes que nunca, albergamos todos y cada uno de los caracteres gringos entre nosotros. ¿Seria posible decir basta ya a la dependencia?-

Le tomó mucho mas tiempo que las anteriores resolver la pregunta en cuestión. No es fácil, no es fácil como mexicanos destaparnos los ojos y observar este panorama.
-Volvernos independientes, pues… la verdad si esta difícil. De entrada se debe inmensidad de dinero, hay mucha riqueza, pero todos esos recursos no van al pueblo. Mayormente se va a los salarios de los políticos y diversos burócratas.
Se necesita un reajuste total para esa independencia.

Recordé al instante muchas cosas, entre ellos nuestras pláticas pasadas sobre nacionalismo y nuestro papel como los de la pila bien puesta, nuestro lugar como jóvenes. No tardo en salirme y acomodar la siguiente respuesta.-Entonces, ¿los jóvenes, los universitarios podrían ser aptos y concisos para este reajuste que me indicas?-
-quizás estamos en la delgada raya de los que ya no harán nada y los que pueden transformar para bien el país. Pero el problema es que son muy pocos los concientes.
Yo creo que esas personas concientes, criticas, deberían ser los lideres de los cambios positivos en México.
Necesitamos tener otra perspectiva. Donde la  educación juega un papel crucial en ello. Formando generación con nuevos valores, ideas, críticos, dispuestos a cambiar a México.
No se lo que ocurra en sus dispares pensares pero noté cierto dejo de fatal verdad entre sus palabras.
El segundo libro en cuestión era el muy famoso y solicitado libro de Octavio Paz, “El Laberinto de la Soledad”, en el cual encontré una frase muy real y acorde a nuestra temática.
Comenzó a reír ante mi despliegue de libros e información con fuentes citadas, escuchó atento las siguientes líneas: “El futuro es un tiempo falaz que siempre nos dice “todavía no es hora” y que así nos niega. El futuro no es el tiempo del amor: lo que el hombre quiere de verdad, lo quiere ahora. Aquel que construye la casa de la felicidad futura edifica la cárcel del presente”.
¿Cuándo será esa hora? ¿Cuando podremos determinar a todas luces esa hora crucia para el cambio?

-Bueno, yo pienso que ya es hora de comenzar, pero los resultados no los veremos ahorita, los resultados los veremos después, aunque hay que saber determinar porque sino el tiempo se nos ira. -
Requeriría mas versos dados, pero comprendí su débil despegue de vocabulario, al fin que como el decía: “Lo suyo lo suyo son los números”.
Si lo entrevistaba a él, no era por simple azar, conocía previamente sus ideas y conversábamos sobre distintos y vagos puntos nacionales. Siendo él un chico universitario comprometido y afanosos quería su respuesta ante: -¿Tu como universitario como comenzarías esto, este actuar viviente y palpante?

-Pues, mira a veces  nosotros como chavos nos preguntamos, que voy a hacer yo solito contra el mundo, pero, todo se construye con pequeñas acciones. Actuando yo con lo mío, tu con lo que piensas, pero positivamente pues, de que primero no hay que cambiar el país, el mundo, no primero esta el cambio en nosotros. Hay que empezar por lo particular para llegar a lo global. Un cambio de mentalidad.-
Parece ser una buena vía, bastante racional, cambio yo primero y luego miro a los demás. Parece buena, pero ¿solo parece o lo es?
En fin, que seguimos con Paz y otra párrafo poco rechoncho suyo: “Toda revolución sin pensamiento critico, sin libertad para contradecir al poderoso y sin posibilidad de sustituir pacíficamente a un gobernante por otro, es una revolución que se derrota a si misma”

Vaya Octavio Paz tan congruente y  locuaz al escribir, ni como refunfuñar su Nobel premio. Ante ese pensamiento critico del que nos habla ¿Cómo se construiría?
Al instante contestó sin mas revuelo, -¡En los libros! En los libros esta todo. Por ejemplo, de niño no es tanto los autores sino que empiecen con esa necesidad de estar leyendo para así, cuando crezcan se topen con ideas nuevas y constructivas, siendo así concientes de si mismo, en base a la lectura.

¿Y la libertad para contradecir al poderoso? En el caso particularísimo de México, a los poderosos.
-Realmente aquí el que nos maneja no es el gobierno sino los ricos, que absorben y marcan cada vez mas las  diferencias sociales haciéndose cada vez más ricos. Lo ideal seria una unión, unión del pueblo, dejando de consumir sus productos, de donde ellos sacan sus ganancias, lo que ellos manejan, un movimiento sutil en contra de ellos.-
Si suena fácil, pero al hacerlo, la unidad nacional tendría que hacer acto de presencia en las filas de mexicanos mexicanisimos.
Con un leve movimiento de cabeza, dio acierto mi sentencia.

-Y ahora bien, ¿Por qué crees que no ocurrió un movimiento armado en el 2010?-
 Es por miedo, porque es como decir, eres tú contra el gobierno, miedo también a desprenderse de todo lo material que tenemos para arriesgarnos a algo incierto, que no sabemos.
-¿Eso es el miedo? ¿No más? ¿Algo mas largo quizás?
-Pues para que darle mas vueltas, considero que es eso miedo, miedo con mayúsculas, con minúsculas, como quieras, pero miedo al fin.
-Tengo una cita más.
-¿Más? Sonrió ante el sarcasmo tan suyo. Bien sigamos y léelo ya.

-Según Carlos Monsivais dice que las 3 cosas que detienen a un movimiento social son: “La torpe idea del “para que si todo va a seguir igual”, el miedo al que dirán y el miedo a hacer el ridículo”” ¿tu crees que esos tres puntos pudieron involucrarse fuertemente en lo que fue el impedimento para hacer una revolución en el 2010?-
-El primero quizás si, es el mas fuerte. El clásico para que lo hacemos si todo va a seguir igual, entonces mira, el ideal de un mexicano en estos tiempos es un ideal conformista, mediocre. Es una fuerte incertidumbre la que manipula la acción del mexicano, es según, arriesgarse de más pero, como dicen, el que no arriesga no gana. Es más fácil decirlo pero ya actuar, requiere de mucho coraje.
-¿Coraje? Pues si tan valientitos que somos los mexicanos.
-Solo cuando nos conviene.
-Fatalista.
-Mas bien realista.
Ante ello, mira muchos autores subrayan que el infierno de México es: el atraso, el subdesarrollo, la dependencia y la falta de autonomía ¿Cuáles serian las deficiencias mas fuertes que se deben combatir en México?
La educación es la mayor deficiencia y en donde deberíamos centrarnos. Renovar esa plantilla que ofrece el Estado, tan deficiente.

Entonces ¿de qué manera se podría transformar la educación mexicana?
-Pues es que la educación, como se nos dice, depende de tres, del maestro, del padre y del alumno. Pero principalmente creo que cambiaria, eliminando esa corrupción en la forma de elección de maestros, que tanto caracteriza al mexicano.-

Concuerdo con tus palabras, la educación ah sido el tema favorito y predilectamente antojable para convencer al pueblo. El mejor discursillo de los políticos baratos y corruptos. Y El paisaje de México, ¿Cómo esta México hoy para ti?

-Esta difícil ,porque vemos las noticias y vemos devoluciones, pleitos en el Congreso y muchas cosas así pero si andamos mal, aun así volteamos a ver y observamos a maravillas de personas que aun luchan por un país, eso es un tanto esperanzador.-

¿Muy ambiguo entonces?
-Ciertamente.-
Su sonrisa sarcástica hizo acto de presencia de nuevo al observar el nuevo texto que sacaba, ahora era de Jesús Silva- Herzog Márquez que decía: “el paisaje de México es  desolador, corrupción e ignorancia, política oscura y arbitraria, corporativismo, improductividad, mediocridad y confusión”.

-Quizás tenga razón pero a veces me molesta, porque esos autores por ejemplo, saben son concientes, y solo escriben, no mas en vez de ser lideres revolucionarios
Deberían ejercer de mejor manera esa fuerza en su manera de escribir que ellos tienen, tener más convocación, de que ellos se encarguen de manejar a las masas.
Se altero un poco. –Vamos vamos, el pueblo suele ser muy populista, no suelen seguir a un intelectual, no va con sus clásicas maneras. Por eso recurren a las letras, es la mejor arma para un pueblo un tanto ignorante.
-No lo se, no estoy de acuerdo con ese actuar de los escritores.-

Y siendo así, ¿Qué esperas tú de México, de los mexicanos, de los de tu generación, de ti mismo?
-Ser un mejor mexicano, ya no pidiendo copia, de no tener mentalidad conformista, ser ese pequeño cambio, ese sentimiento de ser mexicano, de quiero tanto a mi país que luchare para que sea grande.-

Sus palabras en ocasiones solían ser vagas, como buscando un criterio fuerte, pero tenia la convicción en lo que pensaba, su sutil delirio se debió, supongo, a que no sabia como expresar ese fuerte sentimiento.
Así es, Kike, el chico con coraje.




Mauricio Arizmendi Martínez. Siempre me ha gustado platicar con él. El chico que aborrece el consumismo en el cual nos vemos sumergidos, el que no le importa si se molestan con sus declaraciones. El seguro pacificador y ligero escritor. Relajado, ávido lector, amigo con ideales bien plantados, locutor así como vocalista de efímeras bandas locales.
Nos quedamos de ver en el parque de su preferencia. Llegó atento a las palabras y los movimientos gestuales.
-Vamos ya Karlita con las preguntas.-
Comenzamos con la requerida pregunta: -¿Qué crees tú que es una Revolución?-
 -Un movimiento social en el que los individuos que participan tienen un propósito de cambio sobre un objetivo en común.-
Entonces, de acuerdo a ello, tú confirmarías la sentencia de que existió una Revolución en México el año de 1910?
Sí hubo un cambio importante entonces, el objetivo se cumplió parcialmente

El deseo de leerle párrafos de libros predilectos se hizo presente, el primero de ellos fue de Daniel Cosío  Villegas: “México principiará por vagar sin rumbo, a la deriva, perdiendo un tiempo que no puede perder un país tan atrasado en su progreso, para concluir en confiar sus problemas mayores a la inspiración, la imitación y la sumisión a Estados Unidos, no solo por vecino, rico y  poderoso, sino por el éxito que ha tenido y que nosotros no hemos sabido alcanzar. A ese país llamaríamos en demanda de dinero, de adiestramiento técnico, de caminos para la cultura y el arte, de consejo político, y concluiríamos por adoptar integra su tabla de valores, tan ajena a nuestra historia, a nuestra conveniencia y nuestro gusto”
-¿Sabes cual es el problema de México? la imitación gabacha del conformismo, copiamos la comodidad que nos dan los estereotipos extranjeros pero no copiamos el esfuerzo que hay detrás de esa comodidad que es el trabajo que toda persona utiliza y el control gubernamental sobre no querer darnos información porque saben que con ese conocimiento construiríamos bases para derrocar o cambiar a los gobernantes mexicanos, que son
Dependientes directos de los gobernantes Estadounidenses-
-Tienes razón ante ese análisis, ese conformismo tan mexicano que nos hunde, pero aun así ¿Seria posible una independencia mexicana a la dependencia estadounidense hoy en día?


Su respuesta fue tajante y me dejo cierto desaliento. -No, el sistema económico capitalista, las deudas externas y la demanda de información por parte de México hacia el extranjero no lo permitirían-

No podía dejar aquella cruel sentencia así, recurriendo a nosotros mismos cuestione.- ¿Los jóvenes, los universitarios no podrían ser aptos y concisos para un reajuste en México?-

-Con una buena educación sí, pero las cabezas capitalistas detendrían cualquier avance ideológico que surja, como lo han hecho con otros libertadores políticos.-
-Cuestiones reales en el ambiente irreal del mundo inmaravilloso mexicano. Sentí la verdad entre sus palabras.
  Es cierto lo que dices pero ahora centrándonos en el tú, tú, como universitario ¿como comenzarías este avance ideológico, este actuar viviente y palpante?

-Concientizando a las personas, haciéndoles ver el problema que hay, y que no es externo, que todos vivimos en el mismo problema pero de fuera-

 La segunda lección escrita era de Octavio Paz que dice: “Toda revolución sin pensamiento critico, sin libertad para contradecir al poderoso y sin posibilidad de sustituir pacíficamente a un gobernante por otro, es una revolución que se derrota a si misma” Ese pensamiento critico hoy se ve empañado por la TV, por los medios de comunicación masiva entonces, ¿ese pensamiento critico Cómo se va a construir?

Sinceramente, no se puede, vivimos regidos por un sistema económico donde lo que vende más es lo que se presenta, entonces TV sólo mostrará lo que la sociedad pide o "disfruta", sería un movimiento desde abajo para concientizar, pero hay factores sociales y psicológicos que no lo permitirían.

-No me gusta dar la razón sin antes abogar pero esto era un caso especial, sabia que el daría buenos argumentos ante las preguntas pero fueron mas sólidas de lo que imaginaba. Trate de tambalear su convencimiento con la sutil pregunta de: ¿Cuales son esos factores sociales o psicológicos que no lo permitirían?

-Psicológicos: miedo, conformismo, flojera, impotencia. Sociales: violencia, narcotráfico, abuso de poder
Todo aunado a simbolismos de: el que manda y el que obedece-

 Y ahora bien, Por qué crees que no ocurrió un movimiento armado en el 2010?

Porque el festejo fue: tenemos la libertad del albur y las tradiciones mexicanas. No fue un: hagamos algo porque volvemos a estar amarrados al cuello pero con una soga más fina

-Me sorprenden enormemente tus respuestas-
-Solo digo lo que observo y pienso.-
 Aparte de ello, lo que mencionas que es una perspectiva muy buena, Según Carlos Monsivais dice que las 3 cosas que detienen a un movimiento social son: “La torpe idea del “para que si todo va a seguir igual”, el miedo al que dirán y el miedo a hacer el ridículo” ¿tu crees que esos tres puntos pudieron involucrarse fuertemente en lo que fue el impedimento para hacer una revolución en el 2010?

-Sí, el hecho de basarnos en imágenes sobre nosotros mismos (vanidad) es lo que detiene al humano, al final un pecado puede más que la liberación para ser satisfechos en mente y alma-

El atraso, el subdesarrollo, la dependencia y la falta de autonomía ¿Cuáles serian las deficiencias mas fuertes que se deben combatir en México?

 -La ignorancia, porque todos esos factores son combatidos con el conocimiento de qué son y qué le hacen a la sociedad.-
-¿Solo esa?-
-Es la fundamental, el mal de los que se derivan los demás males. ¿Qué no lo has percibido tu de esa manera?-
-Me ofreces nuevas perspectivas que no había contemplado con anterioridad.
Pero bien, El paisaje de México, ¿Cómo esta México hoy para ti?-

-está cómodo para los que pueden pagar impuestos por el hecho de tener que pagar impuestos, o sea que tienen capital para sobrevivir, y mal para los que de plano no tienen nada, porque además son discriminados y excluidos de sus propias tierras.-

 Jesús Silva- Herzog Márquez dice que: “el paisaje de México es  desolador, corrupción e ignorancia, política oscura y arbitraria, corporativismo, improductividad, mediocridad y confusión” ¿Compartes esa idea?
Sí, y a la vez es tan impresionante como nos lo disfrazan con cosas tan simples y chistosas, al menos al sector que tiene la disponibilidad, y al que no también, porque somos los medios del medio para su lucrativo fin

Y finalmente, ¿Qué esperas tú de México, de los mexicanos, de los de tu generación, de ti mismo?

¿De México? que caigamos en una autodestrucción de la sociedad, de persona en persona, para que los que sí valoramos la cultura seamos los que tomemos la rienda después, ahí también va de los mexicanos. De mi generación y de mí, que al menos sepamos en qué estamos metidos para no meternos más y ser sólo consumistas de lo necesario y gente con principios que vivan en comunión con el prójimo.
-Excelente y racionales palabras acerté a decir al finalizar la entrevista.-
-No hay que hundirnos más. En nosotros esta.-
-Dejamos pendiente nuestra pequeña campaña de concientización juvenil “El Negrito en el Arroz”.
-Ellos mismo tienen que darse cuenta de la realidad. Sino nos tomarían como padres alborozos y poco cándidos.
-Jaja, ¿Tu crees?
-Con sonrisa entre labios contestó…- Eso supongo Karlita.




En algún momento del contundente vivir, un amigo me compartió su pensar inquiriendo, yo sin saberlo al momento, en mi animoso sentir. Apoyó mis palabras no sin antes decirme… “El cambio que este país necesita esta en nosotros, en los chavos. Porque así como son las cosas, los adultos, ya están muy plantados en su trabajo, en su oficio, como para arriesgarse a darle rienda a su cada vez más menguada inconformidad. Demasiado joven para ser escuchado y ellos demasiado viejos para ser renovados. Ironía o no, es el frugal transcurrir del ensueño llamado vivir”.
Más de una ocasión eh tratado de dar eco a mi voz en las diferentes mentes que me rodean. Sin embargo, como todo, a veces llega un cierto desapego y aire desalentador, al mirar a una generación que se desarrolla inmersa en los charcos de la indiferencia y la superficialidad, una generación que no termina de comprender sus raíces, de enriquecerse con el afanado labor pretérito de su país, convencido de querer continuar con esas fugaces glorias nacionales, promoviendo el esperado cambio.
No se que tan cercanos, o lejanos nos encontramos de la renovación mexicana que tantos y tanto anhelamos. A pesar del contorno social que nos encubre, el mapa de mexicanos comprometidos y con cantos de sublevado ímpetu da luces de esperanzas.  La entrevista presentada, realizada a tres jóvenes mexicanos así como sus respuestas son muestras de ello.
Mi generación cuenta con jóvenes que no se apoyan en columnas de humo o congelan su vista en el diario TV; sumidos un tanto por el no saber como actuar chocamos en la fría pared, cierto, pero eso no borra nuestras letras libres y nuestros sueños de querer heredar a los que vienen detrás de nosotros el México que reconoce su pasado y desarrolla su futuro, el México que acepta a todos y los convence de actuar con los mas altos valores. El México por y para los mexicanos.

domingo, 19 de junio de 2011

El catálogo Chiapas de creadores que atienden niños

Con  un diseño atractivo, este primer acercamiento a los creadores chiapanecos que trabajan para niños debe ser conocido en todos lados. Mi única observación, como creador incluido en el catálogo es que deberían haber privilegiado el trabajo de los creadores y no la imagen visual del catálogo, es decir, además del curriculum de cada artista, visualmente pudo incluirse más imágenes del artista trabajando o de sus productos.

Sin embargo, vale y gracias a todos lo que hicieron posible el documento virtual.

http://issuu.com/papo_t/docs/creadores_para_ni_os._chiapas_2011


domingo, 12 de junio de 2011

La trama y el color: a colores.

Video facilitado por radarte-tv
video

La exposición estará hasta julio en el Museo Regional de Chiapas, en Tuxtla Gutiérrez, Calzada de los hombres ilustres. El museo abre de martes a domingo en horas hábiles.

miércoles, 1 de junio de 2011

César Corzo en el Museo de Tuxtla

Don César Corzo. Fotografía de Sandra Díaz.

A más de 50 años de labor creativa, César Corzo y Lugar de brujos presentan la exposición "La trama y el color" que se inaugurará el próximo 10 de junio, a las 7 pm, en la sala de exposiciones temporales del Museo regional de Tuxtla Gutiérrez.
Autoretrato pintado en 2004 por César Corzo.